El Ermitaño y su sentido en el tarot

El Ermitaño y su sentido en el tarot

El Ermitaño es la carta de tarot que lleva el número 9

El Ermitaño es también una de las cartas consideradas poco móviles que posee un significado muy claro y preciso. El Ermitaño se adentra en nuestro ser espiritual y ya sea en posición natural o inversa, su mensaje es profundo e importante.

El Ermitaño en posición natural (al derecho):

El Ermitaño y su sentido en el tarot
El Ermitaño y su sentido en el tarot

Significado general: Representa El ermitaño, el examen de conciencia, la introspección, la soledad como auto conocimiento, la guía interna, la vida ascética, el guía, el estudio, la erudición, la búsqueda, la reflexión.
Esta es una carta profundamente espiritual, más allá de tus creencias o si las tienes o no. Se trata de que finalmente hayas dado un giro espiritual hacia tu interior, tomando conciencia de que necesitas buscar la verdad de la vida, y que esta se encuentra en el lado espiritual, emocional de las cosas, y no en las gratificaciones materiales, el dinero o los placeres superfluos.
El Ermitaño tiene que ver con una búsqueda incesante del conocimiento, ya sea general o de tu propia verdad. Está relacionada a los estudios y la sabiduría. Es un tiempo que necesitas aislarte, aún rodeada de gente. Esta pretendida soledad no es definitiva, sólo un tiempo necesario en el que además sólo buscarás personas que se hallen en términos similares de búsqueda y recogimiento interno.
Son los logros espirituales, el desapego, la ayuda a los demás con desinterés. El Ermitaño te pide que honres la sabiduría que tú tienes en el interior y que puede que aún no hayas advertido o creas no tenerla. Allí están las respuestas verdaderas que necesitas ahora, no en el exterior y el ruido mundano. Es tiempo de encontrar en ti la estrella, la luz esencial, el conocimiento. Pasas ahora un fuerte estado de introspección, un deseo de alejarte de las cosas, de silencio. Puede en algunos casos significar el interés en causas mayores, humanitarias, el deseo de una creencia religiosa, el de hacer un mundo mejor desde la verdad y el conocimiento.
Comienzas a rever tus metas personales y proyectos de vida, desde un ángulo distinto, quizá nunca antes contemplado. Hay mucho de logro espiritual asociado a esta carta.
Si esta carta aparece en el contexto de un resultado final, será bueno, sobre todo si es acerca de un tema de estudios o de avances espirituales e intelectuales. Si bien indica que hay soledad frente al problema o tema que se plantea, el resultado es siempre positivo, aunque hay que tener paciencia. No son resultados rápidos, hay que reflexionar y analizar bien todo.
Si El Ermitaño habla de ti o de otra persona, encontraremos que el Ermitaño la define como alguien que es madura, posiblemente una persona mayor, algo solitaria y retraída, metida en sus reflexiones, con gusto por el estudio y el conocimiento. En una valoración negativa, puede ser una persona egoísta que intenta todo sola para beneficio personal de cualquier índole.
Si esta carta aparece retratando una situación por la que tú has preguntado, quiere decir que la situación avanza, pero lo hace muy lentamente. La persona está sola con las circunstancias para resolverlas, asimilarlas o tratarlas. Es una situación en la que hay que buscar que el conocimiento salga a la luz, cosas soterradas que deben revelarse. Sugiere prudencia, análisis y estudio detallado.
Trabajo: Hay como en todos los demás ámbitos un recogimiento hacia el interior. Posiblemente las relaciones laborales, la parte social, estén estancadas o no sean prioritarias ni necesarias ahora. No es buen tiempo para cambios de empleos y actividades, ya que cualquier obstáculo deberá sortearse en soledad, sin ayuda alguna.
Si es buen momento, en cambio, para desarrollar más conocimientos, profundizar estudios, hacer capacitaciones o especializarse. Todo lo que aporte a más conocimiento está favorecido por esta carta.
Hacer lo correcto es lo más indicado, aun cuando nadie lo sepa o esté mirando. El reconocimiento llegará. Hacer el mejor esfuerzo, ser organizado, dará sus frutos y los avances en el trabajo llegarán sin dudas.
Amor: Es posible que reaparezca un amor del pasado o que se reencienda una vieja pasión. ¿Es eso realmente lo que quieres? Parece que las relaciones amorosas no son actualmente una prioridad para ti en este momento. Más bien hay un deseo profundo ahora de estar sola. Si hay un romance incipiente ir con precaución, tal vez el otro no sea lo que aparenta ni pueda sustentar con sentimientos lo que dice. Si estás en una relación, quizá hace un tiempo que se están moviendo en direcciones diferentes. La falta de comunicación puede ser el principal motivo y tienes un deseo de alejamiento. Esto no significa una ruptura definitiva, pero necesitas espacio y tiempo para realinear los valores y los sentimientos. En algún caso extremo puede simbolizar una ruptura pero esta se debe más  a deseos y necesidad de soledad, que a incompatibilidad entre los dos, falta de sentimientos o la aparición de un tercero.
Dinero/finanzas: Este es un tiempo para ser conservador cuando se trata de transacciones financieras y decisiones, aunque el dinero no parece ser tu prioridad más alta cuando el ermitaño aparece. Si tú estás invirtiendo, quizá te convenga poner tu dinero en el conservador mercado de acciones y bonos, con muy buenos antecedentes. Este no es un tiempo para jugar, ni para riesgo, aunque en general El Ermitaño no es una carta negativa. Hay equilibrio del dinero, sin necesidades pero tampoco sin florecimientos ni estridencias. Claramente tú en este momento estás más preocupada por otras cuestiones que por ver cómo andan tus números y tu cuenta bancaria.
Salud: Esta carta retrata por lo general a una persona mayor, de modo que advierte sobre precauciones y cuidados. Como es una carta profundamente espiritual, toda enfermedad debe verse desde esa óptica. Por ejemplo un dolor de espaldas puede ser que “estás llevando demasiado peso emocional”. El Psiquiatra Carl Jung sostenía que las enfermedades de cuerpo son manifestaciones internas, del inconsciente, y con esta carta nunca ha sido más cierto. Toda dolencia debe ser llevada a su equivalente espiritual para poder atenderla y comprenderla. Tiempo de cuidarse.
Espiritualidad: Es muy probable que en este momento una persona vaya a entrar en tu vida como un mentor o maestro, incluso si él/ella no “enseña” directamente. Tú todavía debes aprender de él/ella en varios niveles. Honra la necesidad que tienes ahora de retirarse un poco de la vida ordinaria. No va a durar para siempre. ¡Tú pronto vas a estar sintiéndote mucho más social, por lo que no te exijas ahora a estar en torno a un montón de gente a menos que sea absolutamente necesario. Es probable que salgas de este sentimiento más refrescada y renovada, sobre todo en un nivel espiritual.

El Ermitaño con la carta en reversa:

El Ermitaño revertido
El Ermitaño revertido

Significado General: Invertida, esta carta representa el aislamiento, la soledad, el retiro, el alejamiento de las personas o de lo social.
Su significado puede indicar dos cosas opuestas: Tal vez necesitas pasar un tiempo en soledad ya que estás contaminada y absorta en el mundo real, preocupada por la vida diaria, el dinero, el trabajo, la concreción de cosas y esto ha hecho que descuides tu ser interior, o por el contrario, has caído en un aislamiento y soledad tan profundos, que se está volviendo nocivo y perjudicial pata ti.
En el primer caso, debes hacer una pausa y encontrarte contigo misma otra vez. El mayor problema o parece ser que estás viviendo sin siquiera darte cuenta, pasas todo como por encima, sin tal vez disfrutarlo y saborearlo. Tus cosas pueden ir bien en todo sentido, pero parece que no reflexionas sobre ello, lanzada a una carrera sin sentido ni reflexión.
En el segundo caso, te has pasado de aislamiento, te has vuelto una persona literalmente ermitaña y aunque tal vez no lo sientas así, te está haciendo daño no solo a ti, sino a todo lo que te rodea. Es necesario reconectar con el mundo exterior y con las personas, principalmente las más cercanas que nos brindan apoyo y afecto.
Trabajo: Es probable que finalmente puedas llegar a la parte central de algunas cuestiones de trabajo que te han estado preocupando y / o que han sido poco claras. No dudes en hacer preguntas no sólo a ti misma, sino también a otras personas para entender más acerca de la forma en que van las cosas en el trabajo y la forma en que deberían ir. En algún punto, si hay situaciones molestas o insatisfactorias en el trabajo, pregúntate cuánto tienes de responsabilidad en ello. Tu actitud solitaria e introspectiva tal vez no está ayudando a la tarea o al conjunto. La falta de concentración y el desinterés pueden ser un problema ahora. Estás dispersa, sin atención, y necesitas centrarte en lo que haces. También debes profundizar conocimientos o estudios, hacer recapacitaciones o tomar nuevos cursos para evolucionar de la situación en que te encuentras.
Amor: El Ermitaño es una carta bastante negativa en este aspecto. Puede simbolizar rupturas porque el dialogo no es posible o porque siquiera existe. El aislamiento de uno o de ambos complica seriamente las cosas. Si estás en soledad, no será fácil hallar pareja en tu actual condición de ermitaña. Debes relacionarte con los demás, sus vivencias y problemas, sus sucesos y alegrías, no hay otra manera de empatizar. Es necesaria una reconexión con el otro, tanto si estás sola como acompañada. Intentar por todos los medios el dialogo y comprensión para que los resultados no sean negativos, pues lo serán aunque tú no lo desees así.
Dinero/finanzas: Cuando el ermitaño aparece a la inversa, es un buen momento para buscar un correcto asesoramiento y un buen análisis de tus esfuerzos financieros. Este no es un tiempo para “volar a ciegas” y asumir que todo saldrá bien al final. No puede librarlo al azar, y la mejor manera es conocer y saber, por tus medios o por asesoramiento, como trabaja tu dinero y tu economía. Este es un momento excelente e importante para educarte a ti misma en este aspecto. Fuera de ese importante consejo, el dinero ahora pasa por un período negativo. No debes arriesgar ni esperar grandes ganancias, debes hacer lo posible para no empeorar las cosas y detener el sangrado de gastos y dinero que ahora se presenta. No solicitar préstamos ni meterse en deudas. Todo gasto superfluo debe suspenderse. No intentes con el azar porque ahora no es favorable. Quietud y recogimiento financiero. Paga lo que debas como puedas y no contraigas nuevas deudas.
Salud: Es importante aquí todo lo relacionado al intelecto, al cuidado de la memoria, a la ejercitación mental. Estás dispersa y sin demasiada atención, por tanto debes cuidarte de pequeños accidentes imprudentes que podrían ser fácilmente evitados.
Espiritualidad: Cuando el ermitaño aparece a la inversa, es posible que hayas estado pasando demasiado “por tu cuenta” para tu beneficio espiritual. Sí, la contemplación personal y privada es importante, sin embargo, la comunión con personas de ideas afines también es importante. Intenta reconectar con los demás. Habrá algunas personas que están esperando y se alegrarán de tu acercamiento, así como de que dejes ventilar tu ser espiritual, abrirte, confiar.

Opt In Image
HAZ AHORA TU LECTURA DE TAROT DEL DINERO GRATIS DE TIZIANA
Recibe orientación para tu situación financiera

 

Compartir
Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

SIN COMENTARIOS

Dejar respuesta