El número cuatro en el tarot

El número cuatro en el tarot

 

El número cuatro en el tarot y su importancia en los palos de la baraja

El número cuatro en el tarot tiene un profundo significado relacionado con las esperas, de distinta manera según el palo que analicemos.
El 4 es un número de solidez, de base de apoyo firme, ya que cuatro patas representan la estabilidad, el orden, la practicidad, la paciencia, responsabilidad y todas esas cosas buenas, así que no es de extrañar que la firme carta del Emperador lleve el número cuatro en los Arcanos Mayores.

El número 4 y sus cuatro patas metafóricas, están asociados con los planetas Saturno y la Tierra, y con el signo astrológico de Cáncer, porque cáncer es el regente natural de la cuarta casa. Saturno es conocido en la astrología para ser el planeta que restringe y limita, un jefe estricto que aporta fuerza a través de la disciplina y la planificación.
Cuatro es esencialmente el número de nuestra existencia terrenal: los cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua; las cuatro estaciones; los cuatro puntos cardinales; las cuatro fases de la luna. Hasta nuestros días se dividen en cuatro períodos de tiempo: amanecer, día, tarde y noche. El Tetragrammaton es el nombre de cuatro letras de Dios. Las cuatro matriarcas (antepasadas) del Judaísmo son Sara , Rebeca , Lea y Raquel.
En el cristianismo vemos grupos de cuatro en el Nuevo Testamento que incluyen los cuatro animales de la Revelación y los cuatro jinetes del Apocalipsis. También desde el Nuevo Testamento tenemos los cuatro evangelios escritos por los cuatro evangelistas; Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
Los cuatro palos de tarot que se alinean con los cuatro elementos, también hablan de una integridad en la baraja en sí, ya que prácticamente cubre todas las bases de la vida terrena. En el tarot, cuando aparece el número cuatro se puede saber que algo se ha establecido con certeza. No es un período de crecimiento tanto como un momento en que tú sabes que ha crecido algo sólido. Puede ser el momento para un breve respiro o celebración, para remover tus energías a moverse hacia adelante, pero esto se dará luego de una necesaria espera o quietud.

El número cuatro en el tarotEl Cuatro de Espadas muestra un caballero o guerrero tumbado en la vigilia, con las cuatro espadas inmóviles y en espera de su próxima aventura. Luego del paso a menudo duro o doloroso por el  Tres de espadas, el Cuatro de espadas hace tomar un tiempo para permitir que la verdad de la revelación se afirme sólidamente y se convierta en parte de la realidad de la mente de la persona. Esta es una de las razones por las cuales el Cuatro de espadas se ve a menudo como una carta de rehabilitación y puede representar el tiempo de recuperación, como en un hospital o incluso un breve tiempo en la cárcel. A medida que la mente tiende a ser siempre activa, incluso mientras se duerme, es difícil imaginar un momento en que no hay ninguna actividad en absoluto. No seamos literales aquí: Que no hay actividad significaría la muerte cerebral. Lo que esta tarjeta está aludiendo es a un momento en que se toma un descanso de pensar obsesivamente sobre un tema o problema, o cuando el enigma ha sido resuelto (por el tres, probablemente) y simplemente no hay nada más que decir, hacer o usar el pensamiento acerca de la cuestión. Por ahora. El Cuatro de espadas lleva un tiempo de paz, un aquietamiento de la mente de modo que tal vez algunos otros sentidos pueden hablar y escucharse. Mientras que en el dos de espadas el individuo está tratando de calmar sus emociones y otros sentidos de manera que sólo pueda escuchar sus propios pensamientos para tomar una decisión o resolver una dualidad, el cuatro ahora tranquiliza esos pensamientos. Una verdad se ha dicho, una cuestión ha sido resuelta, una realización se ha hecho manifiesta.

El número cuatro en el tarotEl Cuatro de Copas es un tipo diferente de tiempo de espera. Esta carta a menudo se siente incómoda porque el individuo en la tarjeta por lo general parece que simplemente no es feliz o no está satisfecho con casi nada. Como hablamos de Copas, es tratar con las emociones y las relaciones, y este cuatro es tomarse el tiempo para volver a evaluar los propios sentimientos. Ha realizado en este tiempo una clasificación de lo que tiene en su vida, y se acerca bastante a sentirse vacío. Él simplemente no está del todo seguro de lo que quiere. Una copa puede verse que se le ofrece de la nada y él parece no darse cuenta o no está dispuesto quizá a aceptar esta oferta. Como la vida es un permanente equilibrio, puede verse este cuatro como una consecuencia natural de la esplendorosa abundancia y festejo sucedido en el tres de copas. La fiesta ha terminado y sólo queda en el salón la tristeza de las guirnaldas por el suelo.
Mientras el cuatro de copas puede parecer ser una época de poca o ninguna actividad, al igual que el hombre en el Cuatro de Espadas, no tiene muerte cerebral, no es esta persona insensible emocionalmente. Realmente no hay mucho que hacer, pero todo sucede bajo la superficie. “la procesión va por dentro”. Al igual que el pequeño reloj de arena en tu ordenador que gira procesando…tú ahora vas de procesamiento en  procesamiento, y en este caso se trata de procesamiento emocional. En un nivel más superficial, ya has tenido suficiente de los demás, y sólo necesitas un descanso. En un nivel más profundo, podría significar un tiempo de examinar realmente cómo uno se siente en una relación romántica, o cuanto menos una relación afectiva profunda (familiar, una amistad) y darte cuenta de que no está cumpliendo con tus propias necesidades emocionales, pero no estás seguro exactamente qué hacer al respecto. La relación puede sentirse un poco estancada y aburrida después de la emoción del dos y las exaltadas emociones de los tres. Ahora es un tiempo aparentemente inerte pero lleno de búsqueda interior, de análisis y reflexión, de planteos serios, para lograr conformidad otra vez y aceptar, ahora sí, la copa que se te brinda.

El número cuatro en el tarotEl Cuatro de Bastos es la carta más animada de este grupo de cuatro palos. Esto se debe a que son bastos, después de todo, con toda su carga de acción.
Sin embargo, también el Cuatro de Bastos representa un tiempo de espera, pero es un tiempo de espera para una fiesta o celebración de algún tipo A menudo se ve como una verdadera fiesta y una época en que las felicitaciones y reconocimientos están a la orden del día. A medida que el Tres de Bastos trae la finalización de uno de los primeros esfuerzos en una tarea, el Cuatro de Bastos permite el festejo de ese logro e incluso participar a todos los involucrados en el esfuerzo cooperativo, en este tiempo de celebración que es para relajarse y disfrutar de los frutos de su trabajo, felicitarse unos a los otros en su realización, bailar y comer y beber y simplemente pasar un buen rato. Por esta razón, esta carta está asociada con el hogar, el establecimiento de un hogar, estrenar una casa o negocio, una boda y/o el nacimiento de un bebé, bautizos, uniones, sociedades, o simplemente una reunión para la diversión con los amigos. A menudo, las personas ven esta carta como alguien que se muda de casa, pero en realidad es el festejo después de los hechos. La persona ya se ha movido y ha establecido su residencia y ahora lo celebra La parte móvil real sería vista en el Dos de Bastos (la planificación, la investigación de las propiedades inmobiliarias) y el Tres de Bastos (el  trabajo con agentes y promotores e instituciones financieras). Los cuatro significan que tienes que ir a comprar un regalo de bienvenida para tu próxima visita.

El número cuatro en el tarotEl Cuatro de Oros establece un giro diferente a la estabilidad de estas “cuatro patas de apoyo” que sugieren los cuatro. Si bien es el establecimiento de la ganancia material, hay una cierta sensación de que nada es suficiente, que se gastará, que no se puede compartir por temor a mermar la ganancia. Lo mío es mío, parece decir la figura d ela carta, me lo he ganado con esfuerzo y nada daré a nadie. Este cuatro resiste de compartir y dar porque teme el cambio. Bueno, si hay algo constante en la vida es el cambio, por lo que resistirse  como uno podría! O cambias por ti mismo o serás obligado a hacer el cambio.
Hay un montón de trabajo duro detrás de lo obtenido y quieres sentirte seguro de que nada afectará a eso que has conseguido. No quieres compartir, pero tampoco arriesgar a más. Tú te sientas sobre lo acumulado y piensas que ya está bien, que no hace falta correr tampoco ningún riesgo para obtener más, aun cuando obtener más sea una opción muy real. Te resistes a la pérdida y también a la ganancia. Es aquí la espera o el tiempo de espera donde se hace evidente, en línea con todo el planteamiento de los cuatro. Esperar, no mover nada. Así como está lo dejo. Tengo suficiente, ¿para qué correr el riesgo? Sin embargo, la naturaleza es de crecimiento. Las cosas materiales estancada sólo se quedan allí y se deterioran inevitablemente con el simple paso del tiempo. El cambio ocurre de una manera u otra. En muchas lecturas esta carta es vista como la tarjeta del ser miserable, avaro, egoísta. Se trata de alguien con miedo de perder lo que tiene por lo que se aferra cada vez más apretando su posesión. El Cuatro sólo quiere que lo dejen solo con sus cosas. Le gusta esta meseta en gran medida, así está bien, gracias, no lo presionen para cambiar nada. En los negocios, en la vida, si no se mantiene uno al día con el ritmo prácticamente está perdido. Para llegar hay que darle. En este cuatro hay una lección aprendida sobre eso. La estabilidad es temporal, siempre. Tan seguro y sólido como la tierra puede sentir bajo sus pies, hay cambios de mínima intensidad y no sabemos acerca de ellos hasta que las grietas de la tierra y la vibración de las cosas mueven hasta sus cimientos. Nada es totalmente sólido, toda estabilidad es momentánea, una apariencia, un instante fútil. No tengas miedo de cambiar. No cambiar es mucho peor. Lo que hay que recordar con el número cuatro en el tarot, en todos sus palos, es que son, como todas las fases y cosas de la vida, algo temporal. La mayoría de las veces representan breves respiros y estos tiempos son absolutamente necesarios para el crecimiento y el cambio, aunque puede parecer que no hay mucho que está sucediendo durante la aparición de una carta cuatro. A medida que eches un vistazo a los cinco que siguen en el tarot, vas a entender mejor por qué esta concentración y el tiempo de recuperación es para tu beneficio. Vas a necesitar toda la energía que tienes que hacer frente a los cinco, que son cartas negativas en su conjunto. Todos los números 5 son más positivos cuando la carta sale revertida, es una característica muy particular de estos complicados cincos, que muy pronto analizaremos.

Opt In Image
HAZ AHORA TU LECTURA DE TAROT DEL AMOR GRATIS DE TIZIANA
Recibe orientación para tu situación de amor

 

Compartir
Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

SIN COMENTARIOS

Dejar respuesta