El Rey de Espadas en el Tarot

El Rey de Espadas

 

El Rey de Espadas y su autoridad dentro de la baraja del tarot

El Rey de Espadas nos presenta una escena común a las figuras de la corte de mayor posición, reinas y reyes, hallándose sentado en un sólido trono, con su gran espada erguida.
Se destaca un anillo en su dedo mayor que representa su gran poder y que acata su gran responsabilidad con mucha seriedad.
Su atuendo azul simboliza su necesidad de tener una capacidad espiritual de comprender, reforzada en su capa violeta que señala la combinación de espíritu e intelecto.
Un ángel tallado en el trono junto a su cabeza parece darle sutiles consejos en tanto las mariposas que decoran el asiento señalan la transformación.
Un cielo con nubes pero claro indica una mente diáfana en pensamientos, en tanto que un conjunto de árboles a los lejos, reposando quietos, señalan el inamovible y severo juicio que tiene este rey.

El Rey de Espadas en posición natural en una lectura:


El Rey de EspadasComo todo rey, sin dudas tiene un gran poder, pero éste se basa en este caso en su intelectualidad, de donde emana una gran autoridad.
Mediante el uso de su intelecto y de una gran inteligencia, este rey tiene la valentía de concretar todo lo que sueña y desea.
Es un gobernante neto, con un juicio implacable, con dotes de mando y nacido para gobernar.
Su fuerte y templado carácter propicia un liderazgo que se basa en mantener a raya las emociones para que no influyan en el fragor de una batalla. No es que no tenga emociones, que las tiene y muchas, solo que ha aprendido a mantenerlas bajo control. Podría compararse a generales militares o letrados que enfrentan duras batallas en su terreno y no dejan que sus emociones decidan el curso o el resultado de esa disputa.
Así las cosas, el Rey de Espadas cuando aparece en una lectura ante ti, te pide básicamente que dejes la subjetividad de lado, te bases solo en lo objetivo, y seas independiente respecto de lo que está sucediendo, pues solo ese es el camino para que aflore la verdad.
Para probar tus conclusiones, sin dudas vas a necesitar de tu intelecto y de todo lo que has cultivado en él con los años: tus conocimientos, tu educación y tu experiencia serán las herramientas que te lleven a las conclusiones correctas y objetivas, apoyándote además en la observación  de las normas y leyes, la contundencia de la historia y una accionar diplomático.

Todas las figuras de la corte, especialmente las que están “sentadas” como las reinas y reyes, pueden hablar de ti, de tus actitudes o referir en la lectura a otra persona, pero todas ellas siempre aparecen como una suerte de consejeros, ya sea para darte concretamente un consejo sobre la situación u orientarte sobre como debes actuar tú para resolver la situación que te ocupa.
En este caso, nuestro rey te sugiere que debes adoptar una postura seria, severa, pero a la vez impecablemente justa. Tú no puedes dejarte desbordar por las emociones que sin duda aflorarán en ti, debes mantener independencia y mediante tu intelecto, apoyándote en la razón y la lógica, con la mayor claridad mental posible para ver la verdad.
Así, tu visión del asunto en cuestión, probablemente es correcta y con ella puedes esclarecer al resto o derribar los comportamientos limitantes que ponen los demás.
Seguramente tu papel no será bien recibido o haya resistencia, porque a veces nadie realmente está dispuesto a escuchar la verdad, y eso no debe afectar tus emociones, debes mantenerlas firmemente sujetas para poder imponer tu punto de vista. Quizá debas negociar, discutir o razonar con los demás para poder hacerlo, pero debes ser estricta y firme, aunque no les resulte una actitud simpática, pero esta división con lo emocional será necesaria para poder arribar a un resultado justo y sobre todo, verdadero.
Esta justicia, no sólo es para el resultado, sino que debe evidenciarse en tu trato con los demás, para que de este modo acaten tus firmes decisiones y siendo estas guidas por la razón y la imparcialidad, no habrá oposición.
El Rey de Espadas hablándote directamente a ti te pide que esta sea tu actitud a tener, para así llegar al centro de la cuestión y poder resolverla.

Si el rey hace referencia a otra persona, bien podría estar señalando a un asesor severo pero informado,  como podría ser un asesor privado, un juez, un abogado competente, un contable, un escribano o alguien que te asesora en impuestos o en cuestiones económicas y cuyo conocimiento, experiencia e imparcialidad son su respaldo para darte una información precisa, detallada y concreta. Quizá sea una persona fría o que mantiene distancia emocional contigo, o con tus circunstancias, pero eso no afecta al resultado que quiere brindarte, que será justo y objetivo. Posiblemente sea una persona muy requerida en su ámbito de acción y puede que hasta sea costos, dada la reputación que lo precede, pero sin dudas que tomar su servicio y consejo es lo recomendable.

En este sentido, esta carta tiene varias interpretaciones posibles: Podría ser el caso que tú tengas un asesor ya ocupándose de tus cosas, en cuyo caso debes atenerte a sus consejos. Si no lo tienes, harías bien en tenerlo para poder resolver tu situación lo más efectivamente posible. También podría ser el caso de un terapeuta a quien recurrir en caso de problemas de pareja, que ayude a encontrar una solución con su visión objetiva e imparcial.
Cualquiera e el caso y el tema que te ocupa, esta visión distante a la vez que comprometida, sin dudas es de gran ayuda para que tú resuelvas las cosas de la mejor manera.
Tanto si habla de ti como de otra persona, sin dudas El Rey de Espadas nos muestra una personalidad severa pero justa, que es prácticamente incorruptible y tiene muy en alto valores como la virtud y la ética, acaso también estándares morales. De este modo, se convierte en un bastión de verdad y conocimiento, de “palabra santa”, a quien los demás recurren para resolver las cosas. Se maneja por reglas y normas que nunca viola y no permite tampoco que los demás lo hagan.
Puede ser un padre severo que no tolera bien que los hijos se salgan de las normas establecidas, que no respeten las reglas familiares o sociales.
A ti o a esta figurada persona, puede que les cueste tener en cuenta los sentimientos de los demás, y esto es una faceta ciertamente negativa y la carta te pide de algún modo no excederte en tu justicia y objetividad al punto de despreciar lo que sienten los demás. Si bien no debes dejar que la emoción interfiera, debes manejar muy bien el doble filo de la espada, para que sea justicia pero tratando de no lastimar demasiado  a nadie en el camino, lo que realmente te pone en un difícil lugar de actuar con un equilibro descomunal.

Que sea un Rey, no necesariamente quiere decir que sea un hombre varón, puede acaso ser una mujer que represente esas características y conductas también, ya que reina y reyes pueden ser duales en este aspecto, aunque su orientación es sin dudas a representar a un hombre mayormente,. Siempre es un adulto, formado, experimentado, no necesariamente mayor, pero no una persona joven e inexperta. Sus características físicas pueden revelar un cabello oscuro.

En el terreno de amor, El Rey de Espadas puede, según el contexto de cartas, señalar en el escenario la presencia de un hombre, generalmente muy masculino, viril, autoritario y firme.
En el contexto de una relación, puede señalar que tienes una actitud muy férrea o que debas tomarla, dado el caso, para poder llevar la relación por un sendero equilibrado y que el trato entre ambos sea justo. Puede indicar un exceso de autoridad, ya sea de tu parte o tu pareja, un “mandamás”, o que uno de los miembros tiene un rol más dominante sobre el otro. Esto no está mal en tanto no haya exceso o actitudes que lastimen al otro, pues a veces puede señalar esta carta una actitud estereotipada donde el hombre ( o la mujer) tienen actitudes de “macho” que rozan lo violento e imperativo. Si es así, debes moderarte, y si es tu pareja quien tiene este comportamiento, protegerte en esa confusa línea que separa la autoridad con la prepotencia, la imposición o la violencia, recuerda que el palo de espada hace referencia a cierto grado de violencia presente, ya sea física como verbal o psicológica.
En un contexto más amable, la carta señala que actuando imparcialmente, con juicio justo y equilibrado, razonando, es posible solucionar cualquier inconveniente, como así también que la ayuda de una persona justa e imparcial ajena a la relación, puede ayudarles a resolver una situación.
Si estás en soledad, puede representar que un hombre viril, intelectual, firme, se presente en tu camino, tanto como para un hombre puede señalar la aparición de una mujer con características un poco masculinas, aguerrida, luchadora y poco amiga de mostrar las emociones.
En el ámbito del trabajo, El Rey de Espadas señala que un hombre en tu entorno de trabajo puede comportarse o hablar o tratar contigo de una manera que tú encuentres molesta, pero la verdad es que tú puedes estar siendo demasiado susceptible o sensible. Él sólo está haciendo su trabajo, exigiendo que se cumplan las tareas y normas establecidas. Puede ser un jefe exigente que no atiende demasiado a tus argumentos personales, ya que no se conmueve por las emociones, de todos modos tata de ser justo e imparcial y lo que está pidiendo, pese a la exigencia, es quizá lo que corresponda que hagas. No obstante, vigilar que ese comportamiento férreo no se pase de la raya y no sea un empleador despótico.
Hablado directamente de ti, este rey te dice que debes hacer las cosas de manera justa, dar lo que se espera de ti y lo que se pide, tu trabajo o tus críticas deben ser justas, así como tus reclamos de tareas o salarios. Si estás pensando en cambiar de empleo, la razón es la máxima guía que puedes tener para decidir qué hacer. No apresurarse y actuar de manera lógica, escuchando también la vos de la experiencia, no solo tuya, sino la de otros. Puede que debas pedir consejo y asesoramiento a alguien imparcial, que tenga conocimiento en el asunto.
Si estás buscando empleo, es posible que un hombre con estas características de seriedad y poca emoción te lo ofrezca. Es alguien recio, rudo quizá en el trato, firme, pero también será muy justo contigo. Oriéntate a buscar trabajo en aquellos lugares con hombres que tengan estas características.
En lo que hace al dinero y las finanzas, El Rey de Espadas te dice que necesitas comprender y centrarte completamente en tu situación financiera, Hechos concretos, datos específicos, reales es lo que necesitas para resolver tu situación. De nada sirven aquí tus emociones o los sueños y anhelos que tengas al respecto. Necesitas la contundencia de la lógica y la comprensión de tu situación financiera para poder actuar en consecuencia. Tal vez quieres un crédito para comprarte un coche o una casa, pero puedes pagarlo en realidad?
Debes hacer frente a los restos y problemas, ocultarte no va a resolverlos.
Es posible que consigas un trato justo y equilibrado, beneficioso, sobre todo si lo haces con un hombre de esas características de seriedad, experiencia y apego a las normas que describen a este rey.
Podría indicar la necesidad de contar con asesoramiento de alguien especializado en el tema que te ayude a resolver las cosas.
En algunos caos puede ser la aparición de un socio comercial que será justo y apropiado para los negocios pero con quien tendrás escasa o nula conexione emocional, acaso en este terreno eso no importe ya que a veces lo mejor es que todo sea “negocios son negocios” sin involucrar nada más.
Como sea, no es una carta desfavorable para e dinero, solo te pide que actúes con rectitud y basándote en análisis profundos, tener un plan de acción establecido, no actuar por impulso y todo irá bien.
En lo que hace a tu salud, El Rey de Espadas señala que es buena, pero debes vigilar que tanta rectitud, tanta racionalidad y poner bajo la suela las emociones, no afecte tu salud negativamente. Cuando ocultamos demasiado las emociones, suele repercutir con síntomas físicos en nuestro cuerpo. También te pide comprometerte con tu salud, indagar, investigar, ser un participante activo en tu salud o en tu tratamiento médico si cursas alguna dolencia o enfermad.
Debes recurrir a un especialista si es necesario y confiar en su juicio, ya que es una carta que propicia la razón y los conocimientos, por lo que te estaría indicando que te inclines a tratar una enfermedad por la vía de la medicina y la ciencia comprobada, antes que por tratamiento alternativos. No obstante, si tú has llegado a un razonamiento justo, fundado, puedes recurrir  a cosas menos empíricas y ortodoxas que no por ello son equivocadas. Sigue tu razón antes que tu corazón en temas de salud.
En lo que hace a la espiritualidad, El Rey de Espadas  te dice que para que tú sientas una conexión con un conjunto de creencias espirituales, eso tienen que tener sentido racional y lógico para ti intelectualmente también. La fe no sabe de razones, la creencia no admite acaso intelectualizar demasiado, crees o no crees, por más imposible o improbable sea aquello en lo que crees. No obstante, debe haber ese nexo con tu parte racional para que puedas realmente creer en ello. Puedes profundizar tu conciencia espiritual y su práctica por la búsqueda activa de nuevas fuentes de información y conocimiento. Intenta algo nuevo, investiga, comprueba. Las meditaciones activas son útiles ahora, ya que te desconectan de lo emocional pero también de lo racional.

El Rey de Espadas y su significado en posición al revés:

El Rey de EspadasComo en todas las cartas de la corte cuando salen invertidas, este rey muestra aquí su faceta más negativa, ya sea que te describa a ti y tus actitudes, como si hace referencia a una tercera persona.
Esta carta indica un uso negativo, del poder intelectual
que tiene este rey, de su mente que es sin dudas inteligente pero que parece haber suprimido al extremo sus emociones.
Aquí, sus ideas se imponen pero ya no es a través de una lógica impecable y un razonamiento justo y equilibrado, sino mediante la manipulación y de estrategias planeadas solo para satisfacer necesidades propias que hablan de alguien egoísta.
Es un “hábil maquillador” de situaciones, manejando sus conocimientos que son profundos de manera de persuadir a los demás y convencerlos de su punto de vista y postura.
Sin dudas es alguien inteligente (recuerda que la carta te está describiendo a ti o a otra persona) pero hace un abuso de sus conocimientos y experiencia tratando de acallar e impresionar  a los demás. Suele ser así, alguien muy elocuente que tiene un tono enérgico que roza lo agresivo, es cortante, con rasgos innegables de soberbia y altanería. Yo tengo razón y tú te equivocas parece ser su lema de continuo. Le gusta explayarse sobre temas en que los demás no tienen conocimientos como forma de impresionar.
Puede ser también una persona muy violenta y agresiva, especialmente si se lo contradice o s trata de discutir con ella.
Si eres tú este rey, sin dudas no vas por buen camino, ya que muy pronto todos trataran de alejarse de ti, o aquellos que estén bajo tu dominio, lo harán puramente por miedo o porque no tienen otra salida.
Es muy complicado en su personalidad este rey y suele disfrazar su agresividad y egoísmo detrás de un grueso barniz de conocimientos y encanto personal. No decimos que sea un psicópata, pero ciertamente hay puntos de contacto, ya que suelen ser muy encantadores socialmente, cautivar a las personas con sus sutilezas, un ingenio agudo, inteligencia y amplio conocimiento de temas, pero en el fondo, tras la máscara, solo es alguien egoísta que hará cualquier cosa para satisfacer sus propias necesidades, sin tener  nada de empatía por los sentimientos o consecuencias para los demás.
Si este rey es otra persona, deberías ponerte a buen resguardo de alguien así, ya que lo más probable es que salgas con heridas emocionales, cuando no, en determinadas circunstancias, inclusive físicas. A él no le importará pasar por encima de los demás, ni tendrá compasión, son tal de conseguir el finque se ha propuesto.
El punto más oscuro es sin dudas la agresión que encierran las cartas de espada cuando salen invertidas. Se puede estar en presencia de alguien agresivo de verdad que puede lastimarte, que tiene ataques de ira frecuentes, especialmente cuando se lo desafía, se le contesta u objeta, cuando siente que su autoridad es desestimada. Seguramente tú ni nadie quieren estar en compañía de una persona de estas características y es probable que termines por poner distancia con ella. Quizá es lo mejor que puedes hacer, pues el único camino sino es someterse a sus manipulaciones con todo el daño que eso puede significar para tu vida.
Si eres tú quien está actuando de esta manera tiránica, debes reconsiderar de inmediato tus actitudes y tratar de cambiar cuanto antes, ya que la gente se alejará de ti.

En otro aspecto, el rey de espadas invertido puede mostrarte que estás en un punto muy complicado ya que no sabes bien en donde estás parada, que decisiones hay que tomar o que cosas hay que hacer, no tienes dirección alguna en tu vida ni sabes hacia donde te diriges. Estás en un permanente dilema, tratando de tomar una decisión  a la que nunca llegas.
Es vital que uses toda la racionalidad, objetividad y lógica de la que eres capaz, que lo eres y mucho, para llegar a esa decisión, es punto de partida desde el cual moverte y actuar. Dar el primer paso, ya luego el camino ser irá revelando, pero al menos debes dar inicio al movimiento.
La carta señala que te falta claridad mental y sosiego para poder actuar en la situación que te preocupa. Te dispersas todo el tiempo y es probable que estés comenzando s asentir miedo de no poder solucionar el problema, esto además te coloca en una estado de ira y agresividad que descargas contra ti, pero principalmente contra los que están a tu alrededor. Sientes una inseguridad creciente que no habías sentido hasta aquí jamás, te sientes francamente perdida pero esto es no porque no hayas salidas, sino porque no consigues enfocar adecuadamente. Toda la lógica y racionalidad que llevan las espadas están faltándote ahora y esto no hace más que alargar el problema, de modo que te hallas en un estado de preocupación permanente, de un mal humor constante, sin paz siquiera para dormir bien, con insomnio y un estrés que se va volviendo una pesada carga.
Una vez más, aférrate a la razón de la que tú puedes hacer gala, pues la salida es por allí. Es posible que tú no seas una persona muy abierta ni predispuesta a nuevos enfoques, consejos y nuevas maneras de hacer las cosas, te cuesta abrirte a cualquier tipo de cambio, pero si quieres salir del atolladero y la confusión en que ten encuentras, debes ser razonable y hacer todo lo posible por no persistir en tus conductas o tus errores.

En el plano del amor, el rey de espadas invertido señala un cuadro que puede ser complicado. Tú o tu pareja están en una postura intransigente, posiblemente agresiva, en un ambiente donde hay discusiones y peleas y no parecen querer modificar sus posturas, hacer concesiones o ceder. Esto debe corregirse de inmediato si se quiere salir adelante, lo cual es posible todavía.
Si esta situación llega a extremos peligrosos, donde hay agresión y violencia física, lo mejor es tomar las medidas necesarias, como alejarse o pedir ayuda especializada.
Son tiempos complicados para la pareja, no hay entendimiento y es muy posible que uno esté manipulando al otro de diversas formas.
Si estás en soledad, es posible que aparezca en tu vida un hombre del tipo duro y recio, que detrás de una máscara de amabilidad solo tenga un carácter complicado o quiera tener solamente para satisfacer su egoísmo. Ten cuidado y huye si ves que las cosas pasan de un límite. No son buenos tiempos para conocer a alguien, los buenos están desaparecidos y solo pareces atraer a los malos, me temo. Esperar hasta que cambie la suerte.
En el terreno del trabajo, el rey de espadas invertido, puede estar ocurriendo algo similar al plano amoroso, donde no hay entendimiento y puede hasta haber discusiones y desencuentros varios. Es posible que estés bajo las órdenes de alguien violento y tiránico que no quiere escuchar razones. Malos tiempos para pedir amento de sueldos o licencias. Tú debes ocuparte de hacer tu parte lo mejor posible y si las cosas se salen de cauce, quizá sea momento de buscar otro empleo.
Por otra parte, la persona agresiva puedes ser tú y no estás con disposición a colaborar y hacer tu tarea como se te pide, respondes de mala manera y tu relación con los demás es problemática. Debes bajar un poco a tierra y poner las cosas en perspectiva.
Si estás buscando trabajo, ten mucho cuidado de caer en manos, en tu necesidad, de una persona agresiva que te manipulará sin miramientos con tal de conseguir sus propios intereses. Es posible que mucho trabajo hagas, nunca le conformes y acaso no veas el dinero. Escapa de hombres muy rudos en sus modales o trato o que exageran su cordialidad, simpatía y prometen mucho.
En lo que hace al dinero y las finanzas, ese rey como cualquier carta de la corte invertida, señala tiempos difíciles, especialmente porque no sabes que hacer o que decisiones tomar. Has perdido tu brújula de la razón y te dejas llevar por ensoñaciones poco realistas. Es muy importante ponerte en eje y tener un método para tu dinero, tus gastos y tus cuentas. Mientras más detalle pongas, tanto mejor irán las cosas.
No es una carta en extremo negativa que anuncie ruina o pobreza, pero como estás sin un rumbo claro, puedes fácilmente equivocar tus acciones y empeorar tu estado financiero. Cuida los gastos al extremo.
Puede que un hombre de fuerte carácter te estafe o no te pague un dinero y antes que seguir con tu reclamo, es preferible que pidas ayuda a otros, antes que seguir confrontando.
Puede haber discusiones laborales o familiares por dinero y quizá tú, tu pareja o tu socio de negocios, está en una actitud encaprichada de gastar mal el dinero y no parecen entrar en razón. Cada uno busca satisfacer su propia necesidad sin atender el cuadro general.
Respecto de la salud, sería conveniente según indica el rey de espadas invertido., que comiences ya mismo a bajar los niveles de agresión y de estrés. Tú puedes hacer algo en la situación que te preocupa y es tratar de estar calmado, apelar a la razón, y también puede que poco puedas hacer ya que no está en tu mano, y eso te está generando ese enojo y rabia que repercute directamente en tu salud física.
Es posible que si tratas alguna dolencia o enfermedad, estés muy poco abierto a escuchar lo que los médicos tienen para decir y a seguir sus indicaciones y tratamientos.
También pudiera ser que quienes te atienden no te escuchan a ti, tienen su enfoque cerrado y no se mueven de allí, por lo que tal vez harías bien en buscar otros especialistas que te den la debida atención.
No obstante, no es una carta de enfermedades físicas propiamente, sino un malestar espiritual y psicológico que termina generando quizá un síntoma físico. Reducir el estrés, he ahí la llave que abre al bienestar.
En cuanto a la espiritualidad, tú estás cerrado a nuevas ideas o conceptos y  la vez es posible que necesites pensar de manera crítica y lógicamente sobre alguna información espiritual que te acerquen ahora. Es probable que un líder espiritual de algún tipo esté retorciendo algo en beneficio de su organización (es probable que sea de sexo masculino, o una mujer con energía muy masculina) Una vez más, confía en tu sentido lógico y en tu profunda capacidad de razonamiento. Si algo no resuena en ti, entonces no resuena; no importa quién lo dice o por qué.
Como vives un tiempo de enojo y agresión, la espiritualidad parece tenerte sin cuidado, y sin dudas haces mal en dejarla de lado. Meditar puede bajar significativamente el estrés y la furia. Inténtalo, pues por allí es el camino para tranquilizarte y volver a enfocarte, y reencontrarte contigo y tu mejor versión de ti, que sabes perfectamente que la tienes.

Opt In Image
HAZ AHORA TU LECTURA DE TAROT DEL AMOR GRATIS DE TIZIANA
Recibe orientación para tu situación de amor

 

Compartir
Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

SIN COMENTARIOS

Dejar respuesta