El Nueve de Bastos en el tarot

El Nueve de Bastos
El Nueve de Bastos

 

El Nueve de Bastos y su significado en la baraja de tarot

El Nueve de Bastos enseña en su figura a un hombre visiblemente candado y herido tras lo cual se supone una batalla de la que pese al costo, ha salido victorioso. La batalla ha sido larga y lo ha desgastado, pero se mantiene firma y decidido a continuar o enfrentar un nuevo desafío si la ocasión lo requiere. Tiene determinación en su postura y en su mirada, dando a entender que se mantendrá luchando por lo que quiere uy lo que cree, hasta las últimas consecuencias.

El Nueve de Bastos en posición al derecho:
El Nueve de BastosEstas características gráficas de la carta, aplican a ti  igualmente, tu situación y postura en este momento es como la del hombre de la figura. Tú bien puedes haber tenido una gran victoria, aunque costosa y larga, que te ha dejado cansada y acaso herida, pero también puedes estar aun en plena lucha.
Esta carta puede indicar que tú estás a punto de alcanzar la victoria, pero surgen desafíos y obstáculos nuevos que demora e impiden la finalización. Tú sabes que sortearas con éxito estas circunstancias, pero igualmente debes luchar y enfrentarlas, y tienes una cierta sensación de que el combate no acaba nunca, y si bien ganas y vas avanzando, pareces no adelantar en el terreno.
El Nueve de Bastos te da un aliento esperanzador, diciéndote que la meta está muy cerca y que no debes rendirte ni resignarte ahora, cuando falta tan poco para que logres tu objetivo.
Tú tienes una base firme para lograr tu meta, y realmente falta muy poco, de modo que estos desafíos son posiblemente los últimos que debas enfrentar. Ya has recorrido y batallado tanto que no puedes de ninguna manera rendirte ahora, a metros de la línea final.
Seguramente estás al límite de tus fuerzas, con una gran sensación de cansancio y que no puedes literalmente mover un músculo más, pero sabes dentro de ti que siempre hay un reservorio, una energía guardada basada en tu determinación y una convicción férrea, y posees además las habilidades que se necesitan para librar el combate que resta, imponerte y vencer.
Tú sabes que una vez llegada al objetivo, tú estarás realmente a salvo y cerrarás una etapa. Esta victoria será final y ya no habrá más obstáculos por vencer.

Todo en El Nueve de Bastos te da ánimos para tener resistencia, porque más allá de todas las oposiciones que tengas y que de algún modo nunca dejarán de estar presentes, es tu determinación lo que lleva al éxito. Oposición de los demás o de las circunstancias siempre habrá, pero tú puedes resolverlo si mantienes tu convencimiento y la fe en tus capacidades.
Si bien los bastos refieren a la acción y las actitudes, este combate que luchas y el logro de tu meta, puede referirse a cualquier aspecto de tu vida, puede ser en lo laboral o social, en tu vida emocional, amorosa o familiar, pueden ser tus actividades o estudios, de tal manera que cuando surge esta carta debes centrarte en ver qué área de tu vida es la que presenta el conflicto, dónde estás librando esta batalla. Tú te impondrás eventualmente, por más que ahora la lucha sea intensa y en ocasiones pienses que tus fuerzas te abandonan. Tú ganarás y es lo único que debe estar fijo en tu mente, pues esa es la llave para que continúes en tu empeño.

Las experiencias previas, el pasado, son importantes aquí. Tú puedes sentir que con anterioridad has fracasado, las cosas se complicaron o no salieron como tú querías, pero eso ya está atrás y aquello no necesariamente se va a repetir en el presente. Debes dejar lo pasado atrás y confiar en el futuro. Del pasado has adquirido valiosa  experiencia, que se ha ido acumulando y te pondrá a salvo de cometer errores. Es el sentido general de la vida, equivocarnos, aprender, volver a intentarlo hasta lograrlo.
Si tú estás dudando de ti o de los demás a causa de estos eventos pasados, debes saber que este tiempo es diferente, es muy importante este punto.

En un último aspecto, El Nueve de Bastos te invita a tener resiliencia, es decir, tener en cuenta todos los escenarios, especialmente los negativos, para poder lidiar con ellos. Tú imaginas lo peor, por lo tanto si se presenta dicho escenario negativo, tú ya tendrás de antemano un plan, o varios, para enfrentarlo y resolverlo y no será tomada por sorpresa. Aquí se trata de no correr riesgos, de no ser sorprendida con la guardia baja. Si bien no puedes calcular todos los movimientos y las variables, debes intentar tener en mente la mayor cantidad de situaciones posibles, de este modo estarás bien prevista y podrás derrotar cualquier cosa que se interponga en tu camino.

En el ámbito del trabajo, El Nueve de Bastos marca que las cosas pueden estar tensas. No importa cual sea el problema o situación, es fundamental que respires hondo y cuentes hasta diez antes de actuar, tomar decisiones o intervenir. Puede que haya competencias o gente disputando tu lugar, pero debes mantener la calma ya que al final, tú prevalecerás. No dejes que la imaginación y los impulsos se adueñen de ti.
Si estás compitiendo por un puesto, un ascenso, un aumento de salario, la negociación no será fácil, pero logras tu propósito.
Si estás en búsqueda de trabajo, deberás competir con otra gente por el puesto, pero eso es algo frecuente en el mundo de hoy. Mantén la determinación y lograrás imponerte. Es una carta que señala victoria al final, siempre.
En el terreno del amor, El Nueve de Bastos señala que hay que tener calma y paciencia. Es posible que la relación esté bajo mucho análisis, tú o tu pareja (o ambos) desmenuzan cada cosa y si bien esto puede ser bueno, estar constantemente cuestionando y “luchando”, puede ser dañino. Pero como es una carta de triunfo, cualquiera sea la situación que la pareja está atravesando, las cosas mejoraran, solo hay que tener cuidado de que el costo no sea demasiado alto, no quedar uno o el otro demasiado heridos. Puede que haya que defender con tu pareja la relación del ataque de terceros.
Si estás buscando amor, posiblemente deberás competir con otros que desean el mismo objetivo. Tú ganas al final, pero la batalla puede ser larga.
En cuanto a las finanzas y el dinero, El Nueve de Bastos señala que no es este un tiempo fácil. Prácticamente estás luchando con tus cuentas y tus reservas, intentando cubrir todos los aspectos y viendo como generar más ganancia. Lo principal es no apresurarse ni preocuparse en exceso. Es una situación que resolverás eventualmente, y si bien puede ser una guerra dura contra los números y tus fondos, te encaminarás al equilibrio. Es posible que llegue una ayuda financiera en la que podrá apoyarte (tal como el hombre de la figura se apoya en una larga vara). Trata de ser metódica y disciplinada.
En lo referente a la salud, El Nueve de Bastos señala que es posible que la preocupación, el estrés y la ansiedad afecten tu vida ahora. Esto desde ya repercute en tu salud, y puede que principalmente sientas un enorme cansancio, mental y físico. Debes pausar para tomar aliento. Tú vencerás finalmente, mantén esto en mente para no llenarte de preocupaciones o angustias innecesarias.
Si estás pasando una enfermedad o dolencia, es momento de luchar con fuerza, pues eso te llevará a la mejoría. Bajar los brazos ahora es perderlo todo. Si luchas, las buenas noticias llegarán muy pronto.
En el terreno de la espiritualidad, El Nueve de Bastos pide con urgencia que te disciplines. Toda batalla, toda guerra, todo ejército, necesita de una dura disciplina para vencer. Tú necesitas equilibrarte en tu interior y echar mano de la inmensa energía interior que tienes para prevalecer. Medita, reza, has lecturas, busca paz y sosiego para que puedas encontrar las respuestas que están en tu interior. Tú tienes la fuerza para llegar a donde quieres estar o lo que anhelas lograr.

El Nueve de Bastos en posición revertida:
El Nueve de BastosLo primero que esta carta quiere señalar, es que tú no te animas, no puedes o tienes gran resistencia a hacer un compromiso a largo plazo. Este compromiso requerido puede ser en cualquier ámbito de tu vida, el trabajo, la familia, la pareja, tu economía y hasta tú misma como individuo.
De alguna manera sientes que todo es en vano, las luchas son eternas y por más esfuerzo que haces, poco logras. Sientes que todo es puro trabajo y nada de goce, y de esta manera te desconectas de la situación.
Es probable que  las responsabilidades te hayan sobre pasado o no estés recibiendo la ayuda y el acompañamiento necesario, sintiendo que todo debes enfrentarlo en soledad.
También es posible que no tengas los recursos que se necesitan o carezcas de las habilidades necesarias para llegar a tu objetivo o para resolver determinadas cuestiones, por lo que eliges no tomar el compromiso ya que temes que se torne una pesada carga sobre tu espalda, muy difícil de sobrellevar.
El Nueve de Bastos nos dice que tú puedes estar en una actitud muy defensiva, protegiéndote todo el tiempo, con un cierto nivel de agresión general, y que estás un poco al borde o al límite para soportar las circunstancias actuales. Esto te lleva a un encierro y a más aislamiento. Es probable también que estés echando culpas al pasado y no logres resolver ciertas cosas que ya sucedieron, aferrándote a esas cosas en lugar de superarlas y dejar ir. Es importante que no te quedes varada en viejas frustraciones o en resentimientos, tanto como evitar repetir tus viejos patrones de comportamiento y conducta.
También es importante aquí no apresurarte, principalmente en tus juicios o las cosas que supones y das por hecho. Debes tranquilizarte y tratar de actuar de una manera racional, ya que es muy posible que te equivoques si vas dando por sentado todo lo que piensas o sientes. Es importante que dejes fluir las cosas, antes de pasar a hacer suposiciones o sentencias, debes tomar con más calma y tranquilidad todo lo que te llega. Quizá un descanso, alejarte unos días, puedan devolverte algo de paz y objetividad.
En casos extremos, esta carta puede señalar que adoleces de una gran paranoia, sientes que todo conspira contra ti y estás en un delicado límite entre tener sospechas a un cuadro de esquizofrenia, esto deberá ir acompañado por otras cartas desde ya para asegurarlo, pero es importante que lo tengas en cuenta para no ceder a un posible estado mental tan doloroso. La mayoría de las veces, esta sensación de estar siendo observada, bajo la lupa, recibiendo ataques, es más producto de temores y miedos en tu interior, que de cosas reales externas, por lo que debes tratar de calmar y apaciguar tu mundo interior. Busca ayuda profesional si sientes que estas condiciones se te escapan de las manos.

Tú no debes castigarte con dureza aquí. Las cosas tal vez no salen, pero no todo es tu culpa. Si no puede hacer un compromiso o no tienes la habilidad necesaria, pues nada, no lo tienes y punto, no hay nada de malo en ello. Y muchas de las cosas que nos hacen fracasar o nos perturban, ni siquiera tienen que ver con nosotros, sino con cosas externas, por lo tanto no te culpes ni castigues innecesariamente. Vuelve a centrarte, a tratar de enfocarte y a hacer lo que tú mejor puedas, una parte del resultado está en tus manos, pero un gran parte no lo está, escapa a tu control, por lo tanto no te hagas cargo de absolutamente todo.

En lo que hace al trabajo, El Nueve de Bastos inverso señala que puede que te sientas absolutamente abrumada en el trabajo y no estar segura acerca de dónde acudir o que hacer al respecto. Trata de plantear el problema con clama y mesura, porque muchas veces hablando se entiende la gente y si te precipitas atacando sin control, probablemente no logres nada. Es conveniente ahora que hagas una sola cosa bien y no diez a medias. Puede haber competencia u oposición a tu puesto de trabajo o a tu labor, y para poder ganar esta puja, lo esencial es clamarte y actuar con serena racionalidad. Si no lo haces de esta manera, no podrás vencer.
Si estás buscando trabajo, debes apuntar allí donde tus capacidades sean las mejores, pues habrá competencia por el lugar que tú quieres, y si no tienes amplio dominio, posiblemente no logres quedarte con el puesto. Apunta a lo que conoces y manejas para maximizar tus posibilidades.
En el terreno del amor, la carta invertida señala que puedes estar teniendo una actitud terca y necia. Tú crees que tienes la razón todo el tiempo y tu pareja está equivocada, y por tanto te niegas a escuchar o aceptar sus puntos de vista. Tampoco logras nada imponiendo tu visión a la fuerza, debes tener un enfoque suave en donde prime la racionalidad, nadie quiere escuchar a una persona prepotente y cerrada. Mantén el diálogo abierto, con bondad y calma.
En otro aspecto, puede que haya alguna amenaza externa ala la relación, un tercera persona, una familia que se opone, cuestiones de dinero u otros factores que complican la vida en pareja.
Si estás en soledad, quizá no estás en el mejor momento para iniciar una relación. Hay cosas del pasado que aún no has superado, y hasta que no sueltes y dejes ir, hasta que no resuelvas lo anterior, te será difícil construir un nuevo vínculo.
Existe también la posibilidad de que debas enfrentar competencia que se disputa el mismo objetivo que tú.
En lo que hace al dinero y las finanzas, El Nueve de Bastos revertido advierte de tiempos algo difíciles para el dinero, los negocios o inversiones. No es momento de derroches ni de riesgos, todo debe hacerse con mucha calma y planificación. Este momento algo áspero es transitorio no obstante, sin dudas las cosas se acomodarán para ti. También hay algún riesgo ahora de ser estafados, o que pierdas tu dinero en lo que parecía una buena idea, o hagas mal el cálculo de una compra. Es posible que si pides prestado, no puedas devolver, tanto como si tú prestas, no veas de regreso el dinero. Gasta justo lo que puedas permitirte y espera que las nubes  se disipen. Siempre sale el sol.
En cuanto a tu salud, el cansancio y agotamiento pueden haberte llevado a un estrés muy significativo. Es imperios que descanse y calmes principalmente tu mente. Puede que haya dolencias antiguas que reaparecen o que alguna enfermedad que cursas se haga más larga de lo esperado. No es una carta en extremo negativa, todo será solucionado, pero debes tener cuidado con tu cuerpo. Hay posibilidad de pequeños accidentes debido al agotamiento y la distracción que tienes.
En el ámbito de tu espiritualidad, El Nueve de Bastos claramente señala que no estás con demasiado ánimo ni interés en cuestiones espirituales ahora. La ansiedad y la angustia te tienen con la cabeza ocupada en otras urgencias y no te detienes a reflexionar un momento. Esto es un error ciertamente. Ahora es el momento de buscar calma y soledad, de meditar u orar, de encontrar alimento espiritual para generar fuerzas. Cuando el afuera está denso y complicado, debemos encontrar las energías y las respuestas desde lo interno. Relájate tanto como puedas, pues ese es el camino para salir adelante.

Opt In Image
HAZ AHORA TU LECTURA DE TAROT DEL AMOR GRATIS DE TIZIANA
Recibe orientación para tu situación de amor

 

Compartir
Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

SIN COMENTARIOS

Dejar respuesta