Aprender el tarot: Los bastos en tu fase del viaje

El palo de bastos

Continuando con esta saga que iniciamos con el palo de espadas, de los viajes que se hacen de carta en carta en la baraja del tarot, veremos hoy la travesía que hacemos a través del palo de bastos.

Esto también es una manera de saber en qué fase estás de tu viaje, cuando en tu tirada se revelan cartas de bastos y cómo deberás proceder en consecuencia.

Hablemos del palo de Bastos

Asociamos este palo al elemento fuego, que equivaldría en el zodíaco a los signos de Aries, Leo y Sagitario, pues tanto estos signos astrológicos como las cartas de basto presentan muchas similitudes: La aventura, una gran creatividad y capacidad hacedora, enorme entusiasmo, pasión y calor, mucha energía y vitalidad, pero también impulsividad y una gran volatilidad, lo que determina siempre situaciones que arden con viveza pero se extinguen también rápidamente.

Cuando las cartas de bastos aparecen ante nosotros en una lectura, nos invitan a ver y analizar lo esencial de nuestros deseos ardientes, y también, como esos deseos trabajan y se relacionan con los otros elementos y planos de nuestras vidas.

De este modo, debemos examinar como estos deseos interactúan con los asuntos prácticos, materiales, terrenales de nuestra vida (signados por el palo de oros), los asuntos que tienen que ver con las emociones y el amor (palo de copas) o el costado más intelectual y racional de nuestra existencia (palo de espadas).

Los bastos nos dan una exuberante energía, impulso y entusiasmo para perseguir sueños, metas o cosas que parecen imposibles, y nos revisten de un carisma muy especial.
Allí, en este territorio de sueños y deseos imposibles, los otros palos flaquean: “No me animo”, dirá el emocional palo de copas, “Quédate con lo seguro” dirá el palo de oros y “piénsatelo bien” dirán las racionales espadas…

Nuestros bastos pasan por alto todas estas advertencias y con su confianza y audaz valentía, nos hacen avanzar, hacer, intentarlo…podemos así probar cosas nuevas o tomar riesgos que nunca tomaríamos, infundiendo una enorme pasión a nuestras vidas.
Muchas veces lo lograremos y en otras desde luego que no, pero tendremos una experiencia que contar.

El “viaje del loco” a través del palo de bastos, nos señalará como estos impulsos pueden llevarnos a nuevas alturas en nuestra existencia, como así también nos mostrará como perderemos el control o nos iremos a los extremos, sin grises.
Por lo tanto, aprovechar toda esta enérgica pasión, controlarla y encontrar formas constructivas de canalizarla, es una de las lecciones fundamentales que este palo nos viene a enseñar.

En este viaje, se comienza como siempre por un As y se termina en un Rey, siendo todas las cartas intermedias las lecciones que aprenderemos en el camino.

La fase del viaje en la que estás

El viaje de carta en carta en el palo de bastos

El As de Bastos

Inicios, comienzos, plantar la semilla

El palo de bastosEn la baraja de Rider-Waite-Smith que utilizamos aquí, los ases muestran el símbolo característico de cada palo, que es ofrecido por una mano que sale de una nube, que representa una oportunidad para que nos contactemos con nosotros mismos.

Aquí, se nos ofrece una gran vara, una suerte de palo o garrote, con muchas hojitas nuevas que crecen desde ella, algunas de las cuales giran en el aire alrededor de la vara, como si ya hubiesen sido lanzadas al mundo.
Aquí hay una nueva oportunidad para cualquier cosa: un amor, un proyecto, una aventura, un sueño, que están ahí a la espera de que esta nueva energía nos llene de propósito y emoción, y nos lleve hacia adelante buscando siempre el crecimiento personal, sea le plano que fuere.

Este crecimiento ahora en el as, es tentativo, es un impulso, una semilla, un deseo…aquí no hay ninguna garantía de que lograremos lo que anhelamos, nada se nos asegura, pero la carta parece decirnos: “Ya lo tiene perdido quien no lo intenta” y nos cede una energía poderosa, vital, para hacer las cosas, nos pone en camino, pero es desde ya solo el inicio y desde luego que necesitaremos una orientación cuidada para que nuestro propósito florezca y no nos quedemos varados a poco de iniciar el camino.

Una cosa muy importante que nos dice el As es que no tengamos miedo, porque es paralizante. Nos dice que avancemos, no importa que nada sepamos, todo lo iremos resolviendo sobre la marcha. Lánzate, el propio camino te irá dando las respuestas y soluciones que necesitas, es el consejo del as.

El 2 de Bastos

Observar, visualizar, planificar

El palo de bastosAquí estamos ante un componente vital en esta etapa flamante de crecimiento que hemos iniciado: Estamos en la fase en que imaginamos, visualizamos lo que nuestro corazón desea, sin saber si es posible o no en la vida real, en el mundo físico.

Dejamos libre a nuestra alma para que sueñe en grande, pensando con audacia, sin ponerle peros ni bloqueos a nuestras imaginaciones, sin contaminarla con pensamientos negativos, sin sopesar a dónde nos está llevando realmente esta nueva energía que nos ha invadido, tan potente, tan creativa.

Como se ve de fuera, cómo lo ven los demás, no importa, porque al menos desde nuestro punto de vista, tenemos literalmente el mundo en las manos ahora y tenemos también algo de experiencia pasada, lo ya vivido y aprendido que nos ayudará a mantenernos en equilibrio, estables (mira nada más la vara de la derecha que está firmemente clavada en el suelo), en tanto la vara de la izquierda, la que está en la mano del hombre (nosotros) representa  a dónde estamos deseando ir, donde nos gustaría estar, los pasos venideros.
No obstante, estamos en esta carta, en una etapa de contemplación de nuestro viaje, es una etapa de planificación, que no de acción todavía.

El 3 de Bastos

Moverse, actuar, intentar

El palo de bastosEl 3 se parece un poco al 2 en su gráfica, todavía estamos mirando el horizonte desde lo que parece ser un acantilado, en una actitud y postura similares a la carta anterior, pero antes estábamos en una atalaya y ahora hemos llegado al borde del mar, por tanto, ya nos hemos movido y ahora hacemos un alto para volver a contemplar y decidir qué nuevos pasos vamos a dar.
Los navíos en el agua nos indican que nos moveremos nuevamente, y el agua misma puede ser una indicación literal de un viaje a través del océano, posiblemente a un país extranjero. También puede ser una indicación  de un viaje local, de ir de una ciudad a otra, incluso un simple cambio de vivienda, o en un sentido metafórico “cruzar un océano” a nivel mental o emocional dentro de nosotros mismos, mudarnos de una idea a otra nueva, de una postura a otra, un cambio de actitud diametral.

Sin embargo, suele a menudo ser una indicación muy real de viajes concretos, al menos uno, y que nos involucraremos en un proyecto nuevo a larga distancia o incluso una relación afectiva o un amor a distancia.
Sea cualquiera de los casos, esta carta nº3 nos dice que ahora es el tiempo, el momento adecuado para dar ese paso y seguir avanzando con nuestra visión, nuestro deseo.
Así como el As nos dio el impulso y el 2 nos puso a pensar, el 3 nos hace mover para que no todo sean vanos planes en nuestra mente, ensoñaciones que nunca llegan a ninguna parte.

El 4 de Bastos

Celebración, logro, cumplimiento

El palo de bastosLuego de haberlo imaginado y de habernos puesto en marcha, llega el tiempo de recompensa por nuestro coraje, toda nuestra valentía y osadía es premiada con el logro, la meta alcanzada.
La audacia y enorme energía que pusimos de nuestra parte nos regala un triunfo, y lo bueno es que no estamos solos ante esta consecución, otros celebran con nosotros y son por lo general nuestros eres más querido, nuestra familia o afectos más cercanos.

Es tiempo de festejos, todo el mundo disfruta, es momento de excelentes noticias, todo está armonizado, en sintonía y hay especialmente una gran estabilidad, las 4 varas están firmemente clavadas en el terreno y pueden representar la solidez de unas columnas, tanto como las firmes cuatro patas de una mesa.
Esta estabilidad, esta armonía familiar, especialmente en el hogar, nos permite parar un poco el balón, pausarnos, evaluar lo que hicimos, valorarlo, disfrutar el momento y desde esta estabilidad pensar los nuevos pasos que daremos.

El 5 de Bastos

Luchar, competir, acordar

El palo de bastosComo ocurre muchas veces, luego del festejo familiar, pueden llegar las desavenencias, los encontronazos, pero no debemos pensar que el 5 trata solo de una batalla familiar, porque bien puede ser con extraños.

El 5 no representa tanto una batalla, sino que es más bien una suerte de combate de ideas y posturas, una discusión, que no es lo mismo que una pelea.
Los demás tienen sueños y deseos tan ardientes como los nuestros y desde ya, quieren hacerlos valer y prosperar también. Sus posturas, ideas y métodos, son tan válidas como las nuestras, aun si no estamos para nada de acuerdo con ellas.

Aquí todo el mundo presenta las varas, más que como un arma, como un estandarte, que no es otra cosa que una representación de sí mismos.
Así como un país o una organización tiene su bandera que lo identifica, aquí el estandarte es la representación de cada persona, lo que piensa, lo que es, cuáles son sus sueños y sus métodos para alcanzarlos, y estemos de acuerdo o no, debemos entender que tienen tanta validez como las nuestras.

Pasa en una familia y pasa en la vida, que chocamos a diario con posturas y voluntades ajenas, con sus formas de pensar y de actuar, y sea la familia o no, aquí estamos ante la situación, de que para que podamos proseguir nuestro viaje, necesitaremos invariablemente acordar con los demás en algún momento.
No llegaremos a ningún lado si no intentamos ver y entender los diferentes puntos de vista de los otros, y lo mismo ocurre para ellos. Todo el mundo presenta su estandarte, dice “Aquí estoy, esto soy, esto quiero” pero para poder avanzar muchas veces habrá que acordar, discutir, imponerse o ceder.

A veces deberemos imponernos con firmeza y en otras lo adecuado será ceder y de esa equilibrada inteligencia de cómo actuar en cada momento, dependerá el grado de avance que logremos en nuestro viaje. No podemos pasar a todo el mundo por encima para lograr nuestra meta, como tampoco podemos dejar que nos pisen y condicionen, y para ello el diálogo y la comunicación son vitales. Entenderse, acordar, comprender y hacernos comprender.

El 6 de Bastos

Victoria, reconocimiento, legado

El palo de bastosUna vez que en nuestro viaje hemos superado los enfrentamientos que vivimos en el 5 de bastos, nuestra potente determinación nos lleva a un dulce éxito en el 6 de bastos, pero también a una posición  de liderazgo, a donde también hemos accedido porque (seamos conscientes o no de ello) tenemos un carisma especial, tanto para lograr la victoria, como para que otros nos sigan y busquen en nuestro periplo, una fuente de inspiración, un modelo a seguir.

No sólo hemos llegado a la meta aquí, no solo somos victoriosos, sino que obtenemos un reconocimiento, que puede ser de un círculo muy íntimo a un reconocimiento público y masivo.
Otros buscan en nosotros motivación y orientación, servimos de ejemplo y el calor de nuestra pasión y energía aglutina a los demás y los impulsa.

Tú aquí has logrado un nombre, o has creado una marca, has impuesto un estilo y de algún modo creas un legado para que otros se inspiren, pero lo fundamental aquí es que hay un sentido de propósito compartido, tú ya no luchas y avanzas solo por ti mismo, sino también por los demás, hay una misión aquí de avanzar juntos ahora para que el objetivo tenga sentido para todos.

El éxito personal para uno mismo, es algo carente de sentido. Nos gratifica desde luego y puede servirnos en lo personal, pero cobra todo su sentido cuando hay un público que no solo lo observa sino que se nutre de él.
Así, tú quieres hacer dinero, por ejemplo, y lograrlo te dará una gran satisfacción personal, pero será mucho mayor el saber que ese dinero es para tu familia, para tus hijos. Tu logro, tu dinero obtenido te sirve a ti, pero también sirve a otros y eso es lo importante que quiere decirnos el 6 de bastos: Triunfa, obtén una gran victoria, pero que no quede solo para ti…que no te gane el orgullo ni la vanidad, compártelo, vuélvelo algo útil para los demás, que beneficie a todos, que los inspire, que les ayude a lograr sus propios sueños y victorias.
Te recordarán unos días por tu victoria, pero toda la vida si creas un legado.

El 7 de Bastos

Defenderse, mantenerse, luchar

El palo de bastosEstamos ante la condición humana por excelencia aquí. Tú tuviste un logro y lo compartiste… ¿y cómo te pagan? Tratando de que caigas.
No todos, por supuesto, pero nunca faltan aquellos que envidian y celan nuestros logros y quieren bajarnos de las alturas que hemos conseguido. Esto es la expresión perfecta de la contradictoria  naturaleza humana.

Es inevitable, que una vez que hemos alcanzado una posición de liderazgo, quepa uno solo en ese lugar, y toda posición ventajosa o de poder atrae a otros que vienen a competir por tu sitio.
Puede ser gente muy cercana y querida, la propia familia a veces, tanto como perfectos extraños, el caso es que vienen a por lo tuyo.
Si observas la figura, no se ven quiénes son los que te desafían y esto tiene una lectura adicional: pueden ser desconocidos, pero también conocidos que están ocultos, que no se muestran, que tienen “dos caras”, una que tú ves y es la que te ofrecen a ti, y otra engañosa y falsa, oculta, por lo que esta carta a veces habla de traiciones inesperadas de gente que no pensabas que pudieran traicionarte.

Ahora tienes que luchar y defenderte, tienes que proteger lo que deseas  o lo que tienes, cualquier cosa que sea esto.
Como es una carta de bastos, suele tener mayor pié en el terreno laboral, aquí puede darse la competencia, la rivalidad, que otros quieran tu lugar o lo que tienes, pero desde ya que puede ser en cualquier plano de la vida: uno o más pueden querer tu estilo de vida, tu dinero, la o tu amor, alguien puede tener el mismo objetivo amoroso que tú, alguien puede querer quitarte tu pareja o simplemente quiere quitarte del camino que estás recorriendo con tanto esfuerzo.

Ahora debes luchar y defenderte, pero como es una carta positiva y tú ya estás en un lugar ventajoso, tú ganarás esta pelea tarde o temprano, tú derrotarás las afrentas.
Este esfuerzo por defender lo que tienes o lo que quieres puede valer la pena, o ser inútil, dependiendo de las circunstancias. Lo importante, quizá sea, distinguir si lo que estás defendiendo tanto realmente vale tu precioso tiempo y energía.

El 8 de Bastos

Acelerando, confiando, improvisando

El palo de bastosNo encontramos aquí ninguna figura humana, pues lo que domina la escena ahora son las circunstancias y se mueven tan de prisa que puedes sentir que ya no tienes control alguno sobre lo que pasa.
Has conseguido tu victoria en el 6 y la has defendido en el 7 y ahora en el 8 estás un poco a merced de todo.
No hay, empero, ninguna sensación desesperante o de confusión, es más bien una agradable sensación de ser empujados por un viento veloz, que de alguna manera intuimos nos llevará a buen puerto. No lo sabemos, pero confiamos en esta fuerza que nos empuja.
Es como si el As de bastos y su impulso se hubiera multiplicado por ocho, para reforzar nuestra decisión de terminar el viaje.

Quizá haya que tomar decisiones muy rápidas sin pensárselo mucho, tal como cuando en una carretera aparece ante nuestro coche un profundo bache o un animalito cruzándola, los reflejos son todo aquí, no hay tiempo de analizar demasiado, pero confiamos en que nuestra maniobra será exitosa.

Un mínimo de planificación ha de hacerse, pero se siente muy bien que todo vaya sucediendo de prisa, hemos adquirido una aceleración inesperada que nos acerca más al final del viaje y nos dejamos llevar, confiando de la misma manera en que iniciamos el viaje…que más adelante ya veremos, que no importa mucho saber por qué ocurre esto, qué resultados nos favorecerán o qué complicaciones puede acarreamos. Simplemente nos sujetamos bien,  mientras una voz interna nos va diciendo que confiemos, que todo estará bien.

Las circunstancias que están sucediendo y nuestra pérdida de control, no es una cosa mala, todo en realidad está trabajando y apurando las cosas para que lleguemos antes y nos encontremos con la meta que hemos deseado. Es bueno aprovechar este “viento de cola” por ahora…quién sabe, quizá en el próximo recodo del camino los problemas se presenten nuevamente…

El 9 de Bastos

Perseverando, aguantando, sanando

El palo de bastosBien, aquí llegamos a un tramo del camino en que, efectivamente, nos esperan nuevos problemas y luchas, pero puede también que toda esa velocidad que traíamos nos haya dejado con algunas heridas, toda esa aceleración aventurera quizá nos causó algunos problemas también a medida que avanzábamos, y nos damos cuenta recién ahora.

Han pasado todo tan rápido y tantas han sido las cosas, que ahora pareciera que no puedes quedarte con la guardia baja y solamente confiar en que todo estará bien.
Las varas aquí están en posición defensiva, como esperando un ataque inminente, pero también las puedes usar como arma para defenderte o como apoyo, para recuperar el aliento y curar de las posibles heridas que se te inflijan.

Tu meta, tu sueño, se puede haber desbaratado un poco, como un velero tras una tormenta y la velocidad dañina del viento y ahora que ha amainado, debes hacer un alto para reparar lo roto.
Tu avance y tu progreso se sienten amenazados ahora y tomas una actitud de mucha cautela, pero de ninguna manera te rindes ni renuncias. El fuego que te mueve todavía tiene muchas chispas para volver a encenderse y motivarte nuevamente, dispuesto a enfrentar lo que sea que la vida lance a tu paso.
Tú no tienes miedo. Pueden herirte o incluso derribarte, pero tú te levantarás otra vez porque sabes que llegarás, tú vencerás, hace tiempo que te has convencido de ello.

Esta carta siempre me recuerda un párrafo del poema del poeta argentino Almafuerte (Pedro Palacios):

“Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas…
No han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas!”

El 10 de Bastos

Abrumarse, dudar, soltar

El palo de bastosLuego de tu victoria, has crecido, pero este crecimiento que has acumulado está comenzando a abrumarte, tu espalda se está doblando por el peso de tantas obligaciones y cargas que has asumido, tanto por decisión propia como las que te han impuesto las circunstancias.
Dar un paso hacia delante se siente como escalar una montaña. ¿Podrás soportar y seguir o te rendirás? El truco consiste en aliviar parte de la carga.

Este peso puede ser real, pero también solo una ilusión, es algo que tú tal vez sientes, pero no existe en realidad, así como se observa en la gráfica de la carta que el suelo está plano, no hay realmente una montaña allí, ni siquiera una subida.
Como sea, tú lo sientes real y algo debes hacer, pues no puedes con tanto peso, pero tampoco puedes rendirte ahora, que tanto has avanzado.

Todas esas varas deben ser podadas. Quitar lo inútil, las ramas viejas, las resecas, dejar solo los brotes nuevos y reverdecidos. Se trata de dar oxígeno al fuego que te mueve, de la misma manera que cuando haces una fogata debes quitar algunos leños que están sofocando la combustión. Aquí debes despejar y soltar le peso de lo inútil para que el fuego otra vez crezca y te alimente.

Estas cargas, estos leños viejos, pueden ser variadas cosas de tu vida…cuestiones laborales, responsabilidades, obligaciones, relaciones que ya no funcionan en tu vida, compromisos financieros…debes ahora reacomodar la carga, sacar el peso extra, atar de nuevo las varas y proseguir tu viaje.

Las figuras de la corte en el palo de Bastos

En las cartas de la corte de este palo, vemos cómo se canaliza la energía creativa y la toma intrépida de riesgos y aventuras, por medio de un proceso de maduración que implica una exploración inicial y conduce a una satisfacción y confianza calladas, pero vibrantes.

La sota de Bastos

Iniciando, soñando

El palo de bastosLa sota tiene ahora firme entre sus manos, la vara ofrecida por el As, allá a lo lejos y hace tiempo, y puede admirarse del crecimiento que ha generado.
Miras tú ahora la parte superior de la vara y comienzas a soñar e imaginar lo que harás a continuación, a dónde te dirigirás ahora, porque el impulso sigue intacto, el fuego te mueve como el primer día, tienes todavía mucha sed de aventuras y conquistas.

Estás ante la emoción de una nueva aventura, con toda la esperanza y el entusiasmo que trae aparejada.
Tú aquí ya te sientes independiente, hay una autonomía reciente pero firme, que te llena de confianza, pues has descubierto que tú puedes por tu propia cuenta, que tienes lo que se necesita sin depender de nadie.
Tu creatividad está tan aumentada, que es el eje sobre el cual basas toda tu confianza para manifestar tus sueños en el plano real.
Esta carta significa que hay una nueva aventura en el horizonte, y que vas a emprenderla con el idealismo y el espíritu confiado de la juventud (aun si no eres una persona joven en edad), pero también con el conocimiento ganado con esfuerzo, a través de las experiencias vividas hasta el momento.

El Caballero de Bastos

Confiando, actuando

El palo de bastosEl Caballero de bastos es la confianza encarnada, casi hasta el punto de ser arrogante.
Tú no estás aquí en el cumplimiento de una misión, como el Caballero de Espadas, ni estás plantado firme y estable como el Caballero de oros, ni soñando románticamente con las cosas como el Caballero de Copas.
Estás lanzado y vas tras tu sueño, pero es como que no te importa eso ahora, todo lo que quieres es lucirte, que todo el mundo vea y admire tu energía, tu carisma, tu encantador fuego.

Tienes una seguridad absoluta en tus capacidades de obtener lo que quieres y además quieres disfrutarlo y divertirte en el proceso, y estás tan lanzado que quizá no te detengas mucho a pensar si arrollas a alguien a tu veloz paso, algo que deberías considerar, porque un avance ciego y un logro a costa de otros, no está bien ni te hará feliz después.

Si logras bajar la arrogancia  y cuidas de no herir a nadie en el camino, tu viaje será muy placentero, porque en este tramo de las cosas, lo que importa es el viaje, no el resultado en sí mismo. Se trata de vivir y disfrutar, de juntar experiencias y vivencias por el solo hecho de poder acumularlas y sentirlas.

Tienes también el espíritu muy inquieto aquí y la sensación de que no hay tiempo para detenerse demasiado rato en un sitio. Tu sed de vivencias te hace galopar, porque más allá hay más gente, demasiadas cosas para ver, sentir y saborear.

La Reina de Bastos

Calma y confianza

El palo de bastosUna vez que toda la inquietud y la sed de aventuras ha disminuido en ti, surge la calma, ahora te asientas por fin, sin perder sin embargo un ápice de tu naturaleza impulsiva e incluso sensual, que tanto se desprende de la reina de Bastos, posiblemente la más sexy de todas las reinas. La de copas es la más amorosa, la de espadas la más inteligente y la más bella y la reina de oros la más maternal y proveedora, pero nuestra reina de bastos exuda sensualidad y confianza, pero de un modo ahora, luego de todo lo vivido, que transmite estabilidad y seguridad, sin tener que presumir de ello.

Tú ahora tienes un magnetismo natural, brota de ti, cimentado en la confianza que has ganado a lo largo del viaje, es algo que irradias desde dentro.
Has visto mundo, has conocido personas, has tratado con la naturaleza humana y la vida en general, has ganado y perdido, te han desafiado y has vencido, has recibido golpes y también elogios, de modo que de este mundo ya sientes que conoces todo.

Como tu naturaleza creativa y exploradora nunca se apaga, y este mundo ya te es conocido, ahora te atreves a viajar por otros mundos, que no has explorado: Los mundos del espíritu, los mundos mentales, los mundos interiores y los mundos místicos…por ello es que un gato negro está a tus pies ahora, representando lo oculto, lo mágico y lo místico.

Si ahora accedes a esos reino y obtienes conocimientos de ellos, pues ya habrás visto y vivido casi todo, tu viaje estará terminado (tú nunca te aquietarás en realidad) y solo queda ahora pasar tu experiencia a los demás, ahora finalmente dejas un legado para todos los que a su tiempo, inicien sus propios viajes.

El Rey de Bastos

Cosechar lo que sembraste: un final, para volver a empezar.

El palo de bastosEl rey de bastos está sentado y se lo observa de costado, se ve la parte izquierda de su cara y esto en el tarot representa el pasado. Todos los demás reyes de los otros palos están sentados de frente, pero nuestro rey de bastos está así ubicado porque está contemplando el pasado, todo lo vivido, lo experimentado y lo logrado, y está dispuesto ahora a pasar su cetro (su vara) a la próxima generación, que se beneficiará sin dudas con toda su experiencia.

Tú has alcanzado aquí una autorrealización en términos de tu vida creativa y tu fuego interior, como lo demuestra la salamandra que se muerde la cola en su capa (una suerte de Uróboros), y ahora tu vida es un círculo que está completo. ¡Esto no significa que tu viaje esté terminado, o que tu vida llegue a su fin, en absoluto! Has terminado UN viaje…quedan mucho otros, e incluso repetir el mismo más veces, como también lo señalan la multitud de salamandras-Uróboros en su capa.

Otros viajes esperan porque tu fuego nunca se apaga, tu sed nunca se sacia, pero ahora necesitas transmitir todo lo vivido y experimentado a otros. Tú vas a liderarlos y a guiarlos con tus conocimientos. No irás con ellos, porque el viaje siempre es personal e individual, pero ciertamente los orientarás en todo lo que puedas.

Harás más viajes tú, sin duda que sí, pero también debemos aceptar que conforme avanza la vida y los años, nuestras fuerzas disminuyen, así como el fuego y la energía. Llegará un punto en que no querrás viajar más y tu forma nueva de viajar será a través de otros.
Me representa esta carta a esos padres o abuelos, mayormente, que viven un nuevo inicio a través de los viajes de sus descendientes…es a través de los hijos y luego de los nietos que volvemos a vivir, a sentir que todo se inicia una vez más, en un ciclo que nunca se detiene.

Opt In Image
HAZ AHORA TU LECTURA DE TAROT GRATIS DE TIZIANA AHORA
Recibe orientación para tu vida

 

Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

4 COMENTARIOS

  1. Hola, qué tal? Soy Gaby de Argentina. Me encanta esta info sobre los bastos. Te comento que me tiré las cartas y me salen a futuro (sobre amor) el dos de copas, dos de bastos, Justicia y reina de oros. Es la segunda vez que me sale el 2 de copas junto al 2 de bastos. Pregunté si hay posibilidades de volver con mi ex. Lo interpreto como que él se lo está pensando, analizando. Y esa reina sería yo? Tú qué crees Tiziana, hay posibilidades?

    • Hola Gaby! pues creo que sí, que hay posibilidades con esas cartas, y es verdad lo que tú interpretas…él lo está pensando y sopesando mucho, porque sabe que contigo tenía un hogar, una familia, una base sólida, que tú eres esa madraza que es la reina de oros…las cartas nº2 señalan las dudas y dilemas, tomar decisiones…creo que una parte de él necesita ese hogar con la reina de oros, y otra parte quiere nuevos horizontes, algo nuevo, que no necesariamente es otra mujer, otro amor, pueden ser cosas personales, laborales quizá, ya que es el 2 de bastos…Sí me preocupa el 2 de copas, porque tanto puede seer que esté pensando en tener un nuevo inicio contigo, volver a a empezar, como estar pensando en otra relación, que corroboraría el 2 de bastos mirando «otro nuevo horizonte»…
      No obstante, hay una carta muy favorable y positiva para que vuelvan, que es la Justicia…allí se hace justicia contigo, obtienes lo que te mereces, la reina de oros cosecha lo que ha sembrado…es una carta positiva. Si hubiese salido invertida, creo que no habría posibilidades, es un «divorcio» sin vuelta atrás, pero al derecho me parece que augura una reconciliación entre vosotros…Espero que así sea niña y que muy pronto puedan volver a amarse, juntos!
      Un gran cariño para ti, mucha suerte!

    • Es el tarot Rider-Waite, Karoll…una evolución del tarot de Marsella. Por otra parte el «tarot Raider» es quizá el más conocido y difundido, ya que es el mejor para aprender y explicar por lo elocuente de sus gráficas.
      En el tarot de Marsella solo los Arcanos Mayores tienen «dibujos», los arcanos menores son iguales a la baraja española. En el Raider, se mejora y actualizan esos mismos dibujos de los Arcanos Mayores y se agregan gráficos y escenas a los arcanos menores.
      El tarot que se observa siempre en las películas, en los films, o es el de Marsella o es este, el Rider-Waite…
      Cariños para ti!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Escribe tu nombre aqui