Todo sobre Tarot

El Arquetipo del Padre en el tarot

El Emperador y los 4 reyes de la baraja

El Arquetipo del Padre en el tarot es otro arquetipo esencial dentro de los Arcanos Mayores. Así como la Emperatriz representó el Arquetipo de la Madre, la carta del Emperador en los Arcanos Mayores representa el Arquetipo Padre.

Si miramos la imagen de la carta del Emperador, veremos a un anciano (con una barba muy blanca) sentado en un trono. Lo rodean montañas altas y en apariencia difíciles, inhóspitas, que no tienen absolutamente ninguna vegetación.

El Emperador sentado en un trono, viste un ropaje de color rojo y tiene una armadura debajo. Un resplandor rojo anaranjado impregna la carta. El pequeño río que fluye en la base de la montaña representa el único signo de alguna emoción.

El Arquetipo del Padre

El arquetipo del padre típicamente representa la forma en que los padres, o las personas paternales, son representados o percibidos en el mundo que nos rodea.

Estas personas suelen ser muy duras, estrictas y tienen un enfoque muy disciplinado y sistemático de la vida. Ellos son los que salen, trabajan duro y ‘traen el pan a casa” por así decirlo. Y cuando están en casa y en su territorio, son los gobernantes absolutos.

El Arquetipo del Padre que nos rodea

A nuestro alrededor, en los mitos, la literatura y el arte, encontramos muchos ejemplos diferentes del Arquetipo del Padre. Y muchas de estas representaciones muestran a la figura paterna como una persona estricta y disciplinada, a la que le gusta establecer reglas que otros deben seguir.

A menudo se hace referencia al tiempo como “Padre Tiempo”, porque él es quien gobierna el proceso de cambio y transformación en el mundo.

En la mitología, las figuras del padre también incluyen al dios griego Zeus, el padre de todos los dioses, y al dios romano Júpiter, el rey de los dioses.

Naturalmente, una buena conexión para resumir todo esto son nuestros propios padres, y sin dudas los padres de nuestros padres, que a menudo eran estrictos y tenían enfoques muy disciplinados.

El Arquetipo del Padre en el Tarot

La carta del Emperador

En nuestra baraja de cartas del Tarot, la carta del Emperador es la que representa efectivamente el Arquetipo del Padre.

Con el paisaje ‘desprovisto de árboles’, la imagen transmite fácilmente una imagen de una persona que ciertamente no tiene un enfoque particularmente emocional de la vida.

Con todos los colores rojos y naranjas que pueblan la gráfica, vemos mucha energía y calor, alguien que puede salir y trabajar duro en el «calor sofocante del día».

El Emperador se sienta con un orbe y un Ankh en sus manos, lo que representa el hecho de que tiene el poder de dar vida a su mundo, su territorio.

La barba de pelo blanco representa la sabiduría y la edad, ya que, por supuesto, la sabiduría que viene con la edad.

La armadura representa la capacidad y disposición para luchar, si es necesario, para proteger su reino.

Por lo tanto, en conjunto, esta carta es la representación perfecta del arquetipo del Padre: una persona que cuida el reino con un enfoque sensato y que, si es necesario, puede luchar para protegerlo y, al mismo tiempo, es sabio, al tiempo que es estricto y disciplinado sobre la forma en que hace las cosas en su territorio.

El Arquetipo del Padre en el tarot

En las lecturas de tarot, el Emperador suele representar típicamente al padre de quien consulta, pero esto debe verse en contexto con las otras cartas, que no siempre es así, no todas las veces que aparece el Emperador en una tirada, será tu padre.

Puede representarte a ti, o pedirte acaso que tomes actitudes o posturas que tiene el Emperador, como tener más disciplina, o enfocarte en las cuestiones materiales, usar más la cabeza y no tanto el corazón y una decena de características que asociamos a esta figura.

Muchas veces representa a instituciones, a organismos o empresas, siempre son figuras de poder y autoridad, como un padre, o tal vez puede representar a un jefe, dentro de estas entidades, pero, dependiendo de lo que hayas preguntado, ya que no es lo mismo si estás deseando saber si conseguirás empleo, si tu pareja es fiel o si debes hacerte esa cirugía de la nariz, siempre la carta te llevará por los matices de dureza, lógica y disciplina que conlleva el Emperador.

Se suele decir que esta carta no es muy favorable para el amor, por caso, ya que la emocionalidad y los sentimientos están prácticamente invisibles aquí, contenidos, como si estos sentimientos interfirieran o perjudicaran la disciplina, la autoridad que emana del mensaje de esta carta.

Esto es así en parte, porque no debemos centrarnos solo en la concepción clásica de dureza del emperador, ya que esta carta, como las 77 restantes de la baraja, puede hablar y tocar todos los temas, incluyendo el amor y las emociones.

Es fácil responder sobre el amor si tienes cartas de copas, y no tan sencillo cuando tienes al emperador, pero no es más difícil que un 3 de oros, por caso. Siempre hay que ver cuál es el contexto, qué se está preguntando y una vez que tienes ese marco, todas las cartas pueden responder todas las preguntas.

El Emperador puede responderte y aconsejarte en cuestiones de amor, pese a su sentido netamente más “material”, y un As de copas puede responderte sobre cuestiones de dinero o el rumbo que debe tomar tu empresa. Es parte y arte de quien lee las cartas, poder descifrar y asociar todo esto.

El Emperador y los 4 reyes de los Arcanos Menores

Todos los reyes de la baraja, de los cuatro palos, son representaciones parciales del emperador. Todos ellos tienen algunas características de él, destacando y resaltando aquellas propias del palo al que pertenecen.

Podemos decir que el emperador es la suma de los 4 reyes: Es tan hacedor, enérgico y activo como el Rey de bastos, es por supuesto cerebral, racional y con un intelecto prodigioso como el Rey de espadas, tiene la capacidad de generar resultados materiales, proveer a los suyos y negociar como el rey de oros y tiene desde luego capacidad de emociones como el rey de copas, sobre todo la habilidad de tenerlas bajo control.

Los Reyes de cada palo como padres y Emperadores parciales

El Rey de copas

Este rey es el que menos se asemeja al emperador, porque las emociones son su reino y su territorio, allí gobierna y domina con maestría, en tanto esta faceta es la que más le cuesta al emperador.

Se parecen, sobre todo, no en manifestar las emociones, sino en la forma de controlarlas.
El rey de copas no es puramente emotivo y sensitivo, o, mejor dicho, lo es, pero no lo deja ver tan fácil, ya que controla muy bien sus emociones, ha aprendido a dominarlas con arte y gracias a este control, avanza por la vida y consigue los resultados, ya sean amorosos o materiales.

El rey de copasEl Emperador tiene las emociones en el último lugar de su lista: primero mandará y organizará luego actuará, luego proveerá y conseguirá, y finalmente se permitirá alguna sensación emocional.

Si es un padre, y tú le vas con un problema para que te ayude, el emperador tendrá como prioridad razonar con lógica fría sobre el asunto, analizar, ver el asunto como “fríos números”, no te preguntará “¿Cómo te sientes?” y llegado el caso, priorizará actuar sin tener en cuenta las emociones, “hacer lo que hay que hacer”, sin que importe cómo te sientas al respecto.

En este aspecto, el padre rey de copas, a diferencia del emperador, quizá parte desde las emociones, sabedor de que ellas son vitales para todo proceso y acto humano. Este padre de copas jamás te dirá que estudies derecho y seas un abogado, o un importante empresario, si tú no te sientes bien con ello.

Él atenderá la cuestión emocional quizá como primera medida, él sí preguntará “¿Y cómo te sientes tú?” y será esa clase de padres que te diga que el dinero va y viene, que lo material no es tan importante, que hay otras cosas primero, que el alma feliz y en paz es el mayor de los tesoros.

No obstante, su “parte emperador” estará muy presente, en no dejar que las emociones te desborden, que rijan tu vida y acaso la perjudiquen, sino que te disciplinará, como el Emperador, en como debes administrarlas y utilizarlas.

El rey de bastos

Este rey es el segundo “menos parecido” al Emperador. Se parecen, por supuesto, en la capacidad hacedora, en la valentía, el coraje, la actitud de emprender y avanzar, la fortaleza para superar obstáculos y adversidades, pero toda esa portentosa intuición que tiene el rey de bastos, no es “santo de su devoción” para el Emperador.

El rey de bastosPara el Emperador, la intuición está muy cerca de la emoción, son peligrosamente similares…nunca hará ni resolverá nada el Emperador, guiándose solo por intuición, por una “corazonada” … puede tenerla y considerarla, pero luego de someterla a un implacable escrutinio racional e intelectual, y si este filtro de la lógica deja pasar la intuición, entonces la utilizará.

No obstante, tampoco es que desecha todo lo que venga de su intuición, se parece al rey de bastos en cuanto a animarse, a la capacidad de actuar rápido, pero a diferencia del rey, que prioriza actuar antes que pensar, el Emperador hace las dos cosas a la vez, actúa, pero porque lo ha pensado primero.

Igualmente, si alguien lanzara un cuchillo hacia mi pecho, yo preferiría tener allí al rey de bastos, que se arrojará sin pensar, como padre, a cubrirme con su cuerpo, antes que al Emperador, que se lanzará también, pero puede que una fracción de tiempo más tarde.
Con esto quiero decir que no siempre está mal actuar sin pensar, ¿no? Depende de qué hablemos, ¿verdad?

El rey de oros

El rey de orosAquí ya encontramos a alguien más parecido al emperador, alguien que maneja muy bien el mundo de lo material, alguien que provee a los suyos de todo lo necesario y hace lo que hay que hacer, para lograrlo.

Asociamos al Emperador a empresas, a organismos y entidades, el Emperador puede ser un banco y sería muy buena carta para aparecer en tu tirada, si tú has preguntado si debes tomar un préstamo o hacer una inversión, o ejemplo.

Ambos se parecen, emperador y rey, en esa capacidad formidable de traducir las acciones en resultado materiales palpables, en ver los resultados en cosas que puedes tocar, usar y guardar.

El padre rey de oros siempre asistirá y proveerá a los suyos, pero también enseñará a cómo lograrlo…es decir, te dará el pescado, pero te enseñará a pescar par que tú mismo te lo proveas y no tengas que depender de él.

El rey de espadas

Este es el rey que más se parece al emperador, si bien como dijimos, en realidad él es la suma de los cuatro reyes y de todo ellos tiene algo, pero aquí, en el reino de la razón y el intelecto, es donde mas cuadran las cosas con la filosofía del Emperador.

El rey de espadasOlvídate de que el palo de espadas está ligado también a la comunicación, ya que el Emperador no es muy dado a los diálogos y debates. Él manda y ordena, sin andar consensuando mucho las cosas, pero sí tiene la habilidad de que esa red de comunicaciones esté perfectamente calibrada para logra resultados.

El emperador usa la espada del rey para defender y proteger su territorio y a los suyos, pero todo su poder y su éxito, se basan en la capacidad intelectual, en el poder del pensamiento lógico y racional.

Ninguno de los dos deja nada librado al azar, no se dejan llevar por las emociones, no se hacen nada por puro impulso y no se dejan tentar por el oro y lo material, antes siempre pensarán, analizarán, con frialdad, y actuarán de manera justa y precisa, casi siempre sin equivocarse.

Tanto el rey de espadas como el Emperador hacen lo debido, lo que está bien, hay un valor moral y ético, no solo hacen lo que hay que hacer, sino que por, sobre todo, hacen lo correcto.

Tiziana Tarot

Mi nombre es Tiziana Prado y me gusta ayudar a las personas de la mejor forma en que puedo, tengo un blog gratuito: comotenersuerte.com y aquí ofrezco información específica sobre Tarot y mis lecturas de cartas para ayudarte a mejorar y orientar tu vida.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba

¡No te pierdas mis nuevos contenidos!

SUSCRIBETE
close-link